es | eu |

Comunicación pública de la Asociación de Archiveros de Navarra

Viernes, 07 Octubre 2022

El pasado miércoles en sesión de trabajo de la Comisión de Cultura del Parlamento de Navarra compareció la denominada Plataforma en defensa del archivo de Burlada, movimiento ciudadano creado a raíz de las graves inundaciones acaecidas en Navarra en diciembre de 2021, que afectaron de manera destacada a dicha localidad y a su archivo.


En dicha comparecencia se hizo referencia a las actuaciones de la “Archivera Municipal” de Burlada y a determinadas actuaciones de los técnicos del Servicio de Archivos y Patrimonio Documental del Gobierno de Navarra.


La Junta Directiva de la Asociación de Archiveros de Navarra quiere manifestar que en ningún caso el personal técnico de archivos que ha participado en labores de organización del archivo municipal de Burlada tiene responsabilidad alguna, pues las diferentes tareas acometidas se han realizado a través de proyectos por personal externo, por el sistema de contratación administrativa. No se puede, por tanto, otorgar ninguna responsabilidad al personal técnico que realiza dichas labores, sino agradecer toda información y actuación realizada en aras de poder dimensionar e identificar los fondos documentales afectados por la inundación.


El Ayuntamiento de Burlada tendría que dotarse de técnico superior de archivos en la plantilla orgánica municipal, tal y como la ley exige para los municipios de más de 15.000 habitantes desde el año 2007. Poseer personal técnico en plantilla que se ocupe de la gestión y la conservación de los documentos es una salvaguarda valiosísima para evitar desastres como el sufrido el pasado diciembre en Burlada.


En relación al personal técnico del Servicio de Archivos y Patrimonio Documental de Navarra, no se advierte dejación ni irregularidad en sus intervenciones. Al contrario, se considera que se actuó con la debida profesionalidad y celeridad, en orden a los medios disponibles, con el fin de evitar la destrucción, pérdida y deterioro al fondo documental afectado por dicho desastre, prestando asesoramiento técnico en el momento de la catástrofe y en los momentos que la entidad local lo ha requerido, tal y como se dispone en la ley foral de archivos y documentos.


Desde la Junta Directiva de la Asociación se reconoce y agradece su gestión.

 

En Tudela, a 7 de octubre de 2022.